La derogación de la Ley del Cobre como excusa para debilitar el control civil de Defensa