Informe de tendencias: el desafío de la “hoja de ruta”