Raúl Ampuero y el socialismo chileno.

compartir en:

El libro “Ampuero 1917-1996. El Socialismo chileno” de Ediciones Tierra recoge la mayor parte de los discursos, artículos y documentos escritos por el dirigente socialista Raúl Ampuero, quizás una de las figuras que mas marcó la identidad del Partido Socialista.

Se trata de un texto fundamental para conocer el pensamiento de quien fuera uno de los intelectuales y dirigentes políticos que mayor influencia ejerció en la conformación de la singular identidad del PS chileno.

Ampuero desde la secretaría general de la Juventud Socialista a comienzos de la década del 40 le tocó vivir uno de los períodos de mayor decadencia del PS, el cual tiene su momento de máxima expresión en el paupérrimo resultado electoral de 1946 (el más bajo de la historia partidaria). Un momento en la historia en el cual el PS pudo desaparecer o derivar hacia alguna forma de partido populista latinoamericano, sin una identidad política definida.

En esa difícil coyuntura surge Ampuero –quien junto a Eugenio González- va a redefinir  y a asentar las bases de un perfil ideológico original y de una fuerte personalidad política al decaído Partido Socialista de aquellos años, durante las décadas del 40 y 50. El Programa de 1947 constituye un texto esencial en este proceso de regeneración y recuperación del socialismo chileno.

Las principales señas de identidad que marca el pensamiento de Ampuero se construye sobre la base de entender la identidad del socialismo de la época como profundamente autónomo, tanto de la vertiente comunista como de la socialdemocracia. Un socialismo chileno de vocación revolucionaria, democrática y latinoamericanista. Un partido que se decanta como partido doctrinario –un marxismo abierto- que lo aleja de los vaivenes populistas de otras izquierdas latinoamericanas, pero también de la lectura ortodoxa del marxismo que ofrecía el Partido Comunista (PC)

Destacan entre sus escritos sus tempranos y lúcidas reflexiones sobre socialismo y democracia, donde el socialismo es concebido como aquel que desarrolla las promesas intrínsecas y profundas de la democracia. Tiene la lucidez anticipada, a través de una fuerte polémica con el Partido Comunista, de diferenciarse y tomar distancia de la experiencia estalinista.

Ampuero a fines de los 60 se separa del Partidos Socialista. Alguien dijo que dos personalidades tan descollantes y fuertes como Allende y Ampuero no cabían en un solo partido. Es posible que ello sea verdad, lo cierto que el ampuerismo comienza a eclipsar a partir de la década del 60 dentro del PS  – la inflexión se produce en el Congreso de Linares de 1964- en que irrumpe una nueva generación que ve en Ampuero y a su generación un obstáculo para el desarrollo de las tesis que permitieran poner en el centro el tema de la revolución como la tarea central del partido en esa época.

A partir de los procesos de renovación que tienen lugar en el socialismo chileno a partir de 1979, la figura de Ampuero es recuperada y éste tiene una participación activa en dicho proceso renovador.

Más allá de las contingencias históricas Ampuero es, sin duda, uno de los principales intelectuales y políticos socialistas que contribuyó a definir la singular personalidad e identidad del PS chileno.

Para leer textos de Raúl Ampuero ver este enlace

compartir en:
compartir en: