Bancada PS vota contra denominada Ley Hinzpeter

compartir en:

PS

Los Parlamentarios recibieron más de 20 mil firmas reunidas por distintas organizaciones sociales contrarias a esta iniciativa del gobierno, como Amnistía Internacional, Greenpeace, Acción AG y el departamento de Asesoría Ciudadana del Instituto Igualdad.

La Bancada de Diputados Socialistas, votó hoy en contra del proyecto que Fortalece el Resguardo del Orden Público, conocido como “Ley Hinzpeter”, logrando rechazar su principal artículo, que buscaba “criminalizar”, las manifestaciones sociales

En este marco, el Jefe de Bancada PS, diputado Fidel Espinoza, manifestó que “el proyecto que el gobierno envió al Parlamento, intenta ocultar el fracaso del Ejecutivo en su lucha contra la delincuencia”.

“La Alianza llenó las calles con carteles señalando que vencerían la delincuencia. Sin embargo, no pudieron lograrlo. Ante esto, no encontraron nada mejor que enfocarse en reprimir y criminalizar los movimientos sociales. Votamos en contra de esta norma, porque lo que busca es satanizar los movimientos sociales”, dijo Espinoza.

En esta misma dirección, el diputado Marcelo Díaz, aclaró que “la bancada PS repudia a quienes se escudan en las marchas para cometer desmanes, pero ese desafío no requiere de esta ley”, recalcó.

“La opinión unánime es que las actuales normas vigentes son suficientes para resguardar el orden de público, sin afectar los derechos de reunión y a manifestarse. Lamentamos además, la actitud del Presidente de la Republica que no ha trepidado en utilizar el asesinato de un carabinero para emplazar, de mala manera al Parlamento en un tema que no tiene nada que ver con ese caso”, señaló el legislador PS.

“Creemos que este es un chantaje político. Esta Ley tiene un sólo propósito que es esconder el fracaso del gobierno para responder a las demandas de la ciudadanía”, dijo el diputado Díaz.

Por su parte, en representación de Asesoría Ciudadana, Nicolás Facusse, fue enfático en asegurar que “estas firmas vienen a ratificar nuestro rechazo a una ley que sólo busca criminalizar las manifestaciones que han surgido, debido a que mucha gente siente que ese es su legítimo espacio a expresarse”.

Misma opinión compartió, Samuel Leiva de Greenpeace en Chile, quien insistió en que esta ley busca utilizar el supuesto resguardo del orden público para criminalizar la protesta ciudadana, recalcando que “es indignante que se use la delincuencia para perseguir los movimiento”.

Por su parte, Martín Pascual de la ONG Acción, aseveró que si bien al proyecto se le quitaron aspectos importantes, este sigue limitando la acción social y, por ello, reiteró el llamado al Senado a rechazar la iniciativa del gobierno.

Finalmente, Cristina Urdaneta, representante de Amnistía Internacional en Chile, señaló que “las 20 mil firmas que hemos venido a entregar hoy pretenden demostrar que los chilenos están por resguardar el derecho a manifestarse y a la libertad de expresión”.

Fuente: Semanariolocal.cl

compartir en:
compartir en: